DECRETO 1/2015, de 15 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de la planificación en materia de aguas de Galicia y se regulan determinadas cuestiones en desarrollo de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia.

Fecha de Entrada en Vigor: 5 de Febrero de 2015
Sección:1 - Disposiciones Generales
Emisor:CONSELLERÍA DE MEDIO AMBIENTE, TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

De acuerdo con lo previsto en el artículo 75 de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia, toda actuación administrativa sobre las aguas debe subordinarse al contenido de la planificación hidrológica. En este sentido, el vigente Plan hidrológico de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa fue tramitado, adoptando supletoriamente las normas del Estado, de acuerdo con el procedimiento establecido en el Reglamento de la planificación hidrológica, aprobado por el Real decreto 907/2007, de 6 de julio, y en la Instrucción de Planificación Hidrológica, aprobada por Orden ARM/2656/2008, de 10 de septiembre. No obstante, el 24 de octubre de 2013 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia que condena al Reino de España por la incorrecta transposición de la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas. Entre otras causas, por considerar no ajustado a derecho aplicar la cláusula de supletoriedad de la Constitución española para entender que la Directiva 2000/60/CE, de 23 de octubre de 2000, se traspone en las demarcaciones hidrográficas intracomunitarias a través de la aprobación de la Instrucción de la planificación hidrológica por la Orden ARM/2656/2008, de 10 de septiembre.

En consecuencia, es necesario que la Comunidad Autónoma de Galicia se dote de un procedimiento propio para la aprobación de los instrumentos de planificación hidrológica que desarrolle Augas de Galicia, y de entre ellos, el más relevante, el Plan hidrológico de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa, respetando el mandato de la Directiva 2000/60/CE, de 23 de octubre de 2000. Este es el objeto del reglamento que se aprueba, sin perjuicio de que en la disposición final tercera de este decreto se indique que se declara expresamente la aplicación supletoria de la normativa estatal vigente reguladora de la planificación hidráulica en todos aquellos aspectos que no estén previstos en el reglamento.

El reglamento distingue entre dos tipos de planificación: la vinculada a la gestión del dominio público hidráulico de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa, siendo éste su ámbito territorial de aplicación, y la vinculada a la ejecución de obras, siendo en este caso todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia su ámbito territorial. La coordinación entre los dos tipos de planificación se resuelve señalando que en la aprobación de cada instrumento de la planificación se relacionarán explícitamente las obras de interés de la Comunidad Autónoma (artículo 5).

El reglamento se estructura en cuatro capítulos. En el capítulo I (artículos 1 a 5) se indica el objeto de la planificación y sus instrumentos, que quedan determinados en dicho Plan hidrológico de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa, junto con sus programas de medidas, de control y seguimiento, y programas específicos; en el Plan de sequía, y en los planes de gestión del riesgo de inundaciones. La planificación de las obras se concreta en el Plan general gallego de abastecimiento, en el Plan general gallego de saneamiento, y en los planes de zona de abastecimiento y saneamiento. En este capítulo se indican igualmente la finalidad, objetivos y efectos de la planificación hidrológica, según lo previsto en los artículos 76 y 24 de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia.

En el capítulo II (artículos 6 a 14) se regula el contenido del Plan hidrológico de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa, estructurado en las dos bases fundamentales de la memoria y la normativa, relacionando la documentación e información que debe contener; se determina la obligación de incluir un registro de zonas protegidas, se establecen las cuestiones que deben de ser consideradas en el programa de medidas y cómo considerar los caudales ecológicos. Igualmente, en este capítulo se regula el procedimiento para la formulación y aprobación del plan hidrológico, que garantiza la participación pública de todos los sectores e instituciones afectados; su coordinación con el procedimiento de evaluación ambiental estratégica y un procedimiento de revisión simplificado para modificaciones no sustanciales del mismo. Se prevé también la emisión de un informe anual de seguimiento del plan, que deberá ser público.

El capítulo III (artículos 15 a 17), que desarrolla los artículos 36 a 38 de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia, se dedica a los planes generales gallegos de abastecimiento y saneamiento, indicando los respectivos contenidos, así como el procedimiento de elaboración y aprobación, que igualmente garantiza la participación pública.

Finalmente, el capítulo IV (artículos 18 y 19) regula el Plan de sequía y los planes de gestión del riesgo de inundaciones, igualmente especificando los respectivos contenidos y el procedimiento de elaboración y aprobación; asimismo, se habilita al Consello de la Xunta para adoptar las medidas extraordinarias en relación con el uso del dominio público hidráulico que sean necesarias en episodios de sequía, especificando la declaración de utilidad pública a efectos de ocupación de los terrenos.

Además de aprobar el Reglamento de la planificación hidrológica, el decreto también se ocupa de determinadas cuestiones particulares en desarrollo de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia.

En la disposición adicional primera se determina un procedimiento de valoración de daños al dominio público hidráulico, de acuerdo con lo previsto en el régimen sancionador de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia, de manera que se incrementa la seguridad jurídica de los sujetos interesados en los procedimientos sancionadores.

En la disposición adicional segunda se establece que son trabajos menores de mantenimiento y conservación del dominio público hidráulico el desbroce en la zona de servidumbre siempre que no implique tala de árboles, ni la retirada de árboles muertos o de basura y el mantenimiento de las estaciones de aforo. De este modo, estas operaciones solamente necesitarán de declaración responsable, agilizando los trabajos realizados especialmente por ayuntamientos.

En la disposición adicional tercera se determina la distribución de competencias que corresponden a la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de seguridad de presas, embalses y balsas, referidas tanto a las situadas en el dominio público hidráulico de la Demarcación Hidrográfica de Galicia-Costa, como a las situadas fuera de él, especificando las funciones que en ese ámbito deben ejercer tanto la Administración hidráulica de Galicia como la Administración general de la Comunidad Autónoma de Galicia.

La norma se completa con el establecimiento del régimen transitorio de la vigente planificación hidrológica, de los procedimientos sancionadores y del funcionamiento del Consejo para el Uso Sostenible del Agua.

En la disposición derogatoria se incluye la derogación expresa del Decreto 16/1987, de 14 de enero, del Plan hidrológico de las cuencas intracomunitarias; del artículo 74 del Reglamento de ordenación de la pesca fluvial y de los ecosistemas acuáticos continentales, aprobado por el Decreto 130/1997, de 14 de mayo, debido a la regulación sobre caudales ecológicos contenida en el reglamento que se aprueba por este decreto, y la del Decreto 555/2005, de 10 de noviembre, por el que se adoptan medidas provisionales en relación con la utilización del dominio público hidráulico, ya que con el nuevo proceso de planificación hidrográfica la mencionada norma agota su eficacia.

En la disposición final primera se modifica la composición del Consejo para el Uso Sostenible del Agua previsto en el artículo 16 de la Ley 9/2010, de 4 de noviembre, de aguas de Galicia, para que su composición lo haga equiparable al Consejo del Agua de las confederaciones hidrográficas, ya que en la composición que establece actualmente el Estatuto de aguas de Galicia no se preveía la presencia de las administraciones, lo que lo convertía en un instrumento incompleto.

Asimismo, en esta disposición se concreta el ejercicio de competencias en materia de seguridad de presas, embalses y balsas, en consonancia con lo dispuesto en la disposición adicional tercera.

En la disposición final segunda se añade una nueva condición en el artículo 7 del Decreto 59/2013, de 14 de marzo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA